miércoles, 3 de junio de 2015

Contrato-Programa: evidencias de mejora

Ayer, martes 2 de junio, tuvo lugar la jornada de cierre de la formación de acompañamiento de los centros participantes en Contrato-Programa en el presente curso. Una jornada en la que el profesorado asistente tuvo la ocasión de evidenciar y valorar el trabajo desarrollado en cada una de sus distintas fases.

En ello, justamente, emplearon la primera parte de la sesión. Por un lado, los centros de la fase 1 y 2, que compartieron espacio y experiencias en el Salón de Actos del CPR Avilés-Occidente, siguieron las consignas de Fernando Trujillo, quien propuso completar un particular pasaporte como prueba de ese viaje apasionante al que aún le quedan varias escalas. A su vez,  Trujillo invitó a los y las asistentes a evaluar el trabajo realizado y a "soñar" con lo que está por venir de ahora en adelante a través de una pregunta incompleta: ¿qué pasaría si...?


Los centros de la fase 2 mostraron con entusiasmo y orgullo a los de la fase 1 -recién iniciados en esta andadura- lo trabajado en sus proyectos y recibieron sus comentarios -mayormente felicitaciones- con agradecimiento y deseando servir de inspiración para el trabajo que en breve les espera a sus compañeros y compañeras, que este curso se han centrado en realizar un autodiagnóstico de necesidades a partir de las cuales tejerán sus planes de mejora. Para ellos, el viaje apasionante acaba de empezar, encontrándose en ese primer estadio en que los deseos se convierten en un potente motor que se pone en marcha para generar cambios.




Fernando Trujillo dando las últimas instrucciones
a los centros de fase 1 y 2. Una invitación en toda regla a
compartir el trabajo y aprender juntos.
Simultáneamente, los centros de la fase 4 y sus tutores -centros que finalizaron el curso pasado su Contrato-Programa- se reunían en la Sala de Usos Múltiples para valorar el trabajo del año y compartir reflexiones y propuestas acerca de cómo dar continuidad y rentabilizar todo lo aprendido a lo largo de su paso por el programa. También ellos tuvieron ocasión, una vez terminada su tarea, de descubrir y disfrutar de los proyectos que se mostraban en el Salón.
Compartiendo reflexiones, animados por
Pedro Uruñuela, uno de los acompañantes
de esta fase



Una muestra de los proyectos realizados


Ismael Palacios Noriega, director del EOEP Torrelavega, fue el encargado de abrir la segunda parte de la sesión, con una ponencia sobre La gestión de grupos: grupos inteligentes y emocionalmente inteligentes, en la que analizó las dificultades que enfrentan los centros a la hora de generar sinergias y vencer situaciones enquistadas de falta de objetivos y compromisos comunes.

Ismael insistió en que "no hace falta que estemos de acuerdo en todo. Necesitamos aprovechar la diversidad. Estar de acuerdo en todo empobrece al grupo", y señaló que gran parte de las situaciones frustrantes que se dan en los centros y en sus líderes tienen que ver con un problema de estrategia, cuya solución pasa por huir de lo que él denomina "grupos tontos" y afianzar la formación de "grupos inteligentes y emocionalmente inteligentes". 
Siguiendo a Carme Timoneda, uno de sus dos manantiales junto a Fernando Cembranos en esto de la gestión de los grupos y las personas, Palacios afirmó que todas las dificultades proceden de "humos de origen emocional", de ahí la importancia de que los grupos respondan a características muy concretas, que resumimos a continuación.

Ejemplos de estructuras no deseables
Para que funcionen óptimamente, los grupos deben:

- Compartir percepciones.
- Hacer propuestas comunes.
- Ponerse de acuerdo en la metodología a emplear.
- Cooperar entre sí.
- Aceptar un compromiso.
- Contar con un líder que asume que lo es.
- Resolver los desacuerdos en discusiones abiertas.
- Aprender progresivamente a trabajar en equipo.

Ismael concluyó su intervención demostrando cómo es posible "conectar cerebros" y generar ideas valiosas utilizando técnicas muy sencillas y sobrias, incluso cuando el número de personas o la disposición de la sala no son del todo favorables. Y lo consiguió pidiendo al público que pensase y escribiese en tres minutos propuestas para conseguir que los equipos impulsores logren las deseadas sinergias que propicien el verdadero cambio y las mejoras reales en sus receptivos centros. El resultado: un montón de aportaciones que difícilmente surgirían con un planteamiento distinto.
Rosa Ana Fernández Victorero,
aportando las últimas conclusiones
en el acto de clausura

Para finalizar la jornada, Rosa Ana Fernández Victorero, Jefa del Servicio de Alumnado, Participación y Orientación Educativa, dirigió unas palabras de agradecimiento y ánimo a los centros y a sus formadores acompañantes por lo logrado hasta ahora, invitándoles a su vez a marcarse nuevas metas que les sigan ayudando a crecer. 

José Antonio Coto García puso el
broche final con sus canciones,
que fueron coreadas por buena
 parte del público

El punto y aparte lo puso José Antonio Coto García, secretario del CP La Carriona-Miranda y miembro del Grupo de Animación Musical Escolar (GAME), con varias canciones que evocaban el camino y el cambio, pura esencia del Contrato-Programa.

Instantáneas de algunas de las entrevistas -bajo el paraguas del Contrato-Programa-  y de los trabajos