jueves, 18 de diciembre de 2014

La legalidad de las Identidades digitales; LOPD y aplicaciones Web 2.0

Creative Commons: mkhmarketing / flickr
Existe cierto desconcierto sobre la legalidad de las cuentas que el alumnado puede abrir en las distintas aplicaciones Web 2.0 que acostumbramos a utilizar en el aula y lo cierto es que necesitamos estar informados sobre cuáles son los aspectos legales a tener en cuenta, dado que de lo contrario correríamos el riesgo de cometer una ilegalidad o hacer que nuestro alumnado la cometa.

Abrir una cuenta en una aplicación de Internet, conlleva en la mayoría de los casos proporcionar información de carácter personal, es decir, cualquier información del tipo que sea (númerica, alfabética, gráfica, acústica, etc.) que permita identificar a la persona física, es aquí cuando tenemos que ser conscientes del marco legal en el que nos movemos. En España la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos) nos dice:


Según dispone el artículo 13 del Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, que desarrolla la LOPD, podrá procederse al tratamiento de los datos de los mayores de 14 años con su consentimiento, salvo para aquellos casos en que la ley exija para su prestación la asistencia de los titulares de la patria potestad o tutela. En el caso de los menores de 14 años se requerirá siempre el consentimiento de los padres o tutores.

Por tanto, podríamos pensar, "si la alumna o el alumno es menor de 14 años, necesitamos el consentimiento de un tutor o tutora y si es mayor, no tendría problema", pero podríamos caer en un error, dado que no estamos teniendo en cuenta las implicaciones legales de la aplicación objetivo (Google, Twitter, Instagram, Edmodo, Facebook, etc.), en la que figuran los términos, condiciones y privacidad del servicio que prestan, que sólo habrá que aceptar cuando estemos en situación legal de poder hacerlo y en caso contrario, por razones obvias, conviene desistir del intento de registro.

En el ámbito educativo suscita especial interés la solicitud de una cuenta o identidad digital de Google para que el alumnado pueda acceder a sus Apps (Calendar, Drive, Blogger, Sites, etc.) para desarrollar tareas de trabajo colaborativo entre otras. Cuando las limitaciones legales impiden que alumnado disponga de estas cuentas,  una alternativa sencilla y sin apenas coste consiste en abrir una cuenta como centro educativo en Google Apps For Education, para lo que necesitaríamos disponer de un dominio en Internet con un coste que ronda los 10 € anuales, a efectos contables conviene contratarlo a través de un proveedor de servicios de Internet ubicado en España. En Google Apps For Education, un usuario con perfil de administrador podrá dar de alta a los usuarios y usuarias a través del  panel de control de la aplicación sin especificar datos personales. Adicionalmente Google Apps For Education brinda servicios específicos como Classroom y sin duda su mayor potencialidad radica en poder sincronizar toda la información vinculada a la cuenta y ubicada en la nube con cualquiera de nuestros dispositivos móviles.