viernes, 4 de junio de 2021

EL AVANCE DE LAS TIC EN TIEMPO DE PANDEMIA

En este largo periodo de pandemia son muchos los aspectos que podríamos destacar en el contexto educativo. Si algo ha quedado sobradamente demostrado ha sido la capacidad de reacción de los centros y el compromiso demostrado por toda la comunidad educativa. No se han escatimado esfuerzos por ninguna de las partes, pero queremos resaltar aquí los realizados por los equipos directivos y profesorado que, de un día para otro, allá por marzo del curso pasado, tuvo que reconvertir su actividad y seguir liderando los procesos de enseñanza-aprendizaje desde un completo cambio de perspectiva. 

Contábamos con la infraestructura necesaria: unos servicios digitales que se habían reforzado con la incorporación de las herramientas de Microsoft Office 365 y una mejora sustancial de las comunicaciones a través de las actuaciones realizadas en el marco de Escuelas Conectadas. Las nuevas exigencias generadas por la pandemia fueron el detonante que disparó una reacción rápida y efectiva.  

En este contexto, la formación se convirtió en un elemento clave. El profesorado necesitaba ponerse al día con toda esta arquitectura digital y la oferta formativa no se hizo esperar. Asistimos al lanzamiento de la primera edición del curso Office 365. Oportunidades para la enseñanza a distancia, que se completó con dos nuevas convocatorias en los meses de septiembre y octubre del presente curso escolar.  

Paralelamente, en el primer trimestre, los centros fueron poniendo sobre la mesa sus propuestas contextualizadas de proyectos de formación. Una inmensa mayoría apostaron por la mejora de la competencia digital del profesorado, que se convirtió en el eje prioritario de la formación en centros y, de manera transversal, en un elemento clave en el desarrollo de todas ellas, si tenemos en cuenta que la formación se desarrolló mayoritariamente a través de la aplicación Teams. 

Todo ello ha redundado en un curso educativo donde la Formación ha registrado una alta participación del profesorado en actividades destinadas a la mejora de la competencia digital docente. Hasta la fecha los datos de participación sólo en actividades ofertadas por el CPR alcanzan los 3516 participantes a los que habrá que sumar próximamente, concluido el calendario de desarrollo del Plan de Formación en Centros, los datos de participación en los Proyectos de Formación en Centro, con lo que la cifra final podría rondar los 5000 participantes representando un incremento del 30% respecto al curso pasado. 

La brecha digital se ha reducido notablemente en los últimos años a todos los nivelesen el catálogo de servicios digitales del profesorado ofrecidos por Educastur, en la conexión a Internet, en la competencia digital docente y poco a poco en la dotación del equipamiento informático disponible en los centros educativosparece que hemos cogido velocidad hasta igualar la inercia de las innovaciones tecnológicas presentes en la sociedad. La clave a futuro será mantenernos en esta pauta de constante actualización. En ese empeño, tenemos la seguridad de que tanto los centros como el profesorado seguirán apostando de manera comprometida por la formación y el desarrollo profesional.