miércoles, 13 de mayo de 2015

El arte de contar historias

Eso fue lo que Olga Cuervo quiso acercar ayer a profesorado del CP Nuestra Señora de la Humildad de Soto de Luiña, que siguió con verdadero entusiasmo sus explicaciones y los ejercicios prácticos que vinieron a continuación.

Olga comenzó presentándose y contando de dónde le viene su vena de "cuentista", remontándose a sus años de formación en la Escuela de Arte Dramático, donde una de sus profesoras la animó a adentrarse en el maravilloso mundo de contar historias.

En contra de lo que esperaba, confesó que sus comienzos no fueron nada fáciles y que solo la formación y la experiencia le ayudaron a encontrar su propio camino, su estilo personal a la hora de contar cuentos y de complacer a ese público infantil tan exigente, destinatario principal de sus historias. 

Olga compartió con el profesorado de Soto de Luiña algunos de los principales recursos que emplea para "enganchar" con sus narraciones:
  • Los personajes, dos o tres, y ella siempre como narradora.
  • El espacio, que contribuya a establecer una relación de cercanía con el público. Le encantan las bibliotecas porque son espacios llenos de libros que encierran mil y una historias. También insistió en la necesidad de que cada personaje tenga su propio espacio en escena.
  • La voz, como marcador potente de la identidad y carácter de los personajes, y la importancia de una buena vocalización. 
  • El cuerpo, uno de los instrumentos esenciales a la hora de expresar. 
  • El color, un recurso muy valioso para contar historias que resalten el valor de la diferencia, para trabajar temas como la multiculturalidad.
De la teoría, salpicada inevitablemente de historias a modo de ejemplos, pasamos a la práctica con unos sencillos ejercicios para entrenar la postura, la relajación, la respiración, las voces básicas...

Por supuesto, no podía faltar ver a Olga en plena acción con las niñas y niños del cole, que lo pasaron pipa escuchando sus historias sobre libros que nos invitan a descubrir, princesas que no quieren vestirse de rosa o niños que sueñan cosas increíbles.

Pasamos ahora el testigo a los profes y los animamos a explorar, a probar, siguiendo los sabios consejos de esta "cuentista" de primera. 

Distintos momentos de la sesión