miércoles, 20 de mayo de 2015

Aprender haciendo



Aprender a escribir escribiendo, a hablar hablando, a trabajar en equipo trabajando juntos... 
Obviedades de las que a veces nos olvidamos, presionados por la abrumadora extensión de los currículos, por el tiempo, por determinadas pruebas que debe superar nuestro alumnado..., pero cosas que, en suma, dicta el propio sentido común.

Segundo Fidalgo sabe muy bien que "eso es lo que funciona para aprender más" y, por ello, no dudó en optar, apoyado en la experiencia de muchas "horas de vuelo" como docente, por una metodología que le permitiese poner a su alumnado manos a la obra: los proyectos, para los que él ha acuñado el término rutas de aprendizaje. 

Niños y niñas de distintas edades aprendiendo juntos:
una manera de aprovechar todos los recursos disponibles.
Y de ello fue a hablar ayer al IES Virgen de la Luz, uno de los centros de nuestro ámbito que participa en la fase 2 de Contrato-Programa. 

Segundo justificó esta manera de trabajar a partir de una serie de reflexiones basadas en la práctica de aula y en el concepto mismo de aprender, que supone cosas tales como la curiosidad de descubrir, de hacernos preguntas, de investigar, de llegar a conclusiones... Y de hacerlo, además, con otros, porque todos aprendemos de todos y juntos aprendemos más.

Para Fidalgo una de las claves fundamentales para favorecer los aprendizajes y el desarrollo de competencias en nuestro alumnado se encuentra en la elección metodológica que hagamos. 

¿Dónde queremos situarnos preferentemente: en los contenidos o en los procesos? ¿Evaluamos -o sea, acompañamos y ayudamos a avanzar en el camino del aprendizaje- o simplemente calificamos? ¿Queremos alumnas y alumnos que sepan muchos contenidos o que sean capaces de aplicar esos conocimientos a la resolución de problemas en situaciones reales? 

Como en todo aprendizaje, podemos empezar por hacernos estas y otras preguntas. Si intentamos responderlas sin prejuicios, con el mero afán de mejorar en nuestra tarea, ¡estupendo! Compartamos nuestras conclusiones después y ya tendremos trazada nuestra propia "ruta de aprendizaje". ¿Nos ponemos a ello?